Recomendaciones a aplicar en el caso de las Piscinas Comunitarias

El Ministerio de Sanidad del Gobierno de España ha dado a conocer el documento “Recomendaciones para la apertura de la actividad en las piscinas tras la crisis del COVID-19” en el que se recogen las medidas a adoptar en el caso de las piscinas comunitarias.

Los objetivos de dicho documento técnico son:

  1. Proporcionar normas para el uso de las instalaciones de piscinas.
  2. Definir procedimientos sencillos de limpieza y la desinfección de instalaciones de piscinas para garantizar unos niveles adecuados de protección de la salud de los usuarios.

Igualmente pretende dar respuesta a las siguientes cuestiones:

  1. Virus SARS-CoV-2 en las piscinas.
  2. Actuaciones antes de abrir cada una de las piscinas.
  3. Medidas preventivas cuando esté abierta la piscina.

Las medidas a adoptar son de dos tipos:

Aquellas a tomar antes de la reapertura de la instalación

El objetivo de estas medidas es conseguir que tanto las instalaciones como el agua del vaso estén libres de microorganismos patógenos y de sustancias que puedan afectar negativamente la salud del usuario, y, en el caso de piscinas cubiertas, una calidad del aire adecuada en la que los usuarios puedan desarrollar sus actividades sin riesgos.

Medidas a llevar a cabo tras la apertura de la instalación

El objetivo de estas medidas es mantener un adecuado nivel de higiene en las instalaciones y un correcto tratamiento del agua para asegurar que la piscina sea un lugar seguro tras su apertura.

No hay evidencia de que el virus que causa COVID-19 pueda transmitirse a las personas a través del agua en piscinas, jacuzzis o spas.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario